¡CAMPEONES!!!!!!

¡CAMPEONES!!!!!!

miércoles, 12 de mayo de 2010

Víctor de la Serna

La Bolsa, con óptica zurda

El periódico 'Público' es una publicación coherente. Es de izquierdas de toda la vida, y no somete a sus lectores fieles a los vaivenes desconcertantes a los que les sometían los diarios de Prisa, tradicionales bastiones socialdemócratas de nuestra prensa: un día, editorial socialista y al día siguiente liberal en 'El País'; un día, opinión intervencionista y al otro librecambista en 'Cinco Días'... Con 'Público', esos disgustos se evitan, y una parte de la audiencia de izquierdas se está pasando a él porque en sus páginas el socialismo y el intervencionismo son ensalzados siempre, y sin flaquear nunca.

Sin embargo, los acontecimientos bursátiles de los últimos días, cuando Europa se ha enterado al fin de lo que los norteamericanos vivieron cuando se hundió Goldman Sachs, han introducido un cierto elemento de desconcierto, ¡hasta en las páginas de este bastión granítico del progresismo! Los malos de la semana pasada, cuando la Bolsa se hundió, eran «especuladores»; los buenos de este lunes, cuando el anuncio del fondo de emergencia de la UE la reanimó, eran «inversores». Pero el periódico no explicaba muy claramente que... suele tratarse de los mismos. (Salvo en la inteligente viñeta de su dibujante Vergara, que mostraba a un tronante Cándido Conde Pumpido maldiciendo «la criminalidad económica que se esconde detrás de los ataques especulativos» y a un azorado José Bono que le reprendía: «¡Sólo cuando baje la Bolsa! ¡Sólo cuando baje!»).

Y es que, con un aparatoso antetítulo -'La política gana a los mercados (por una vez)'- 'Público' titulaba ayer a todo trapo, en portada: 'La UE pone freno a los especuladores'. Y replicaba Santiago González en su 'blog' de ELMUNDO.es: «No, hombre. Lo que ha hecho es darles alas. Lo que pasa es que 'Izvestia' llama especuladores sólo a los que venden».

En la información se observaba triunfalmente: «Ante el arsenal financiero desplegado por las autoridades europeas, los especuladores, que llevan meses apostando a la baja contra los mercados de acciones, de bonos y de divisas, optaron por una prudente retirada, y dieron paso a una remontada espectacular que pilló con el pie cambiado a más de un inversor». Pues se espera con ansiedad a ver cómo explicarán hoy, y en días sucesivos, lo poco que les ha durado el miedo reverencial...

También llama la atención lo que firmaba Ana Tudela sobre el BCE: «Por primera vez en su historia, la institución que preside Jean-Claude Trichet ha sacado del armario su flamante máquina de fabricar euros para pagar algunas rondas de las que han dejado a deber los países miembros». Maravilloso: imprimir billetes es la solución a la escasez. Eso sí: ya la descubrió Pancho Villa en 1914, en Chihuahua. Y de paso descubrió... la hiperinflación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario